El Rol del Artista en la Sociedad

El Rol del Artista en la Sociedad

Para delinear el rol del artista en la sociedad debería  aclarar que para mí cada persona lleva en sí misma plasmado el arte. Algunos logran desarrollarlo, otros no;  algunos  exponen ciertas capacidades y otros no lo hacen pero se detienen en la contemplación de la realidad, lo que puede ser  admiración por la naturaleza, y por la vida que contiene los elementos fundamentales para apreciarla  en toda su dimensión, ya que también es artista el que contempla, el que escucha, el que lee.

Yo deseo hablar sobre lo que me atañe, lo que me apasiona, lo que me enamora y es, del artista de las letras. Hablar del que escribe, verso o prosa, hablar del poeta, del escritor, del cantante, del compositor, de todo aquel que interviene en la fundación de lo social y cuya herramienta son las letras.

Quienes escriben son los depositarios del saber, los paladines de la cultura, los que  mantienen la información oculta en los tiempos oscuros de un país, de un continente o del mundo entero. Transmiten a lo largo de la Historia esa percepción sensorial, esa emoción que el hombre percibe en un lenguaje subliminal, que lo pone a resguardo de la injusticia, de lo ingrato, hasta de la insensibilidad del propio ser humano.

Así se recibe el mensaje cuando la represión externa lo impone. Esto es dado por el artista cuando canta una canción, cuando escribe un poema o cuando relaciona los ejes conceptuales para la unión, para  cuando llegue la paz, para cuando las condiciones estén dadas.

Mientras transmite así en medio de guerras de poderes, va acumulando el conocimiento, va cuidando de los valores, va siendo testigo fiel de cada acontecimiento. Y toda esa realidad que se esconde en sombras difusas y se exhala sólo a la luz de la libertad, se la atesora para las generaciones venideras,  se la resguarda mediante el testimonio además de la pintura, la escultura, la artesanía, la música, se convierte entonces, en el Grial de la sabiduría de la civilización. Es  éste el milagro que será transmitido a su vez por los herederos de una época a otros  que irán llegando, y harán del conocimiento una armadura que defenderá a los próximos de la crueldad de la ignorancia.

Así de importante es el rol del artista en la sociedad. Es aquél que hace de la palabra su bandera y  su sueño colectivo.  Es el juglar que trae desde los anales de la humanidad,  la educación, la formación, la enseñanza, la sapiencia, con la generosidad de haberlo cuidado desde el  lado opuesto al egoísmo, preservando la cultura, resguardando la información y documentando la memoria  procurando el bien ajeno, el bien del otro, el bien de la raza humana.

En los cortos e intermitentes tiempos de paz y en los esporádicos momentos de  abnegación colectiva, el artista es portador además, de la libertad de pensamiento y el libre albedrío en la creación, que es lo que dignifica y otorga gratificación al espíritu del  cuerpo social.

Norma Aristeguy

Autor: Norma Aristeguy

Comparte este Artículo en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *