Personificando al Sustantivo 5

La Necedad

necedad_De aspecto inofensivo, se desplaza en una figura ambigua con sinuosidades femeninas y contorsiones masculinas. Todos sus cómplices, la terquedad, la ignorancia, la sandez, el delirio, son el ejército de recursos que la acompañan. Por lo general está siempre flanqueada por esta guardia pretoriana que se explaya en cátedras, donde su herramienta más peligrosa es el intento de convencer, cincelando oídos que, al machacar la palabra hasta la saturación, puede lograr instalar, vestida con la gala de un discurso fatuo, el resbaladizo vacío espiritual, ético y social, de una realidad distorsionada que ha partido de la gestación de una fantasía o de un saber fracasado desde el intento,  y paradójicamente  abortado en la obstinada batalla por demostrar  conocimiento de lo que ignora.

Norma Aristeguy

Autor: Norma Aristeguy

Comparte este Artículo en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *