Brindis

 Brindis

 

Andrè Kohn

Andrè Kohn

Por aquellos momentos diáfanos  entrelazados de esperanzas robadas al transcurrir, por aquellos temas compartidos  en palabras cuyas alas  nos llevaban lejos,  muy lejos, después de la ventana  que nos protegía magnánima del afuera,  y nos mostraba detrás del vidrio la verde libertad  de la otra orilla.

Por el respeto  amoroso de  habernos cuidado mutuamente los huesos del alma para no quebrarnos,  para defendernos  del  cincel  del  destino que nos iba tallando una forma desmesurada  de amor.

Por aquel espíritu musical que nos tornaba alegres ante los acordes  de un tango, o el estrepitoso desborde de alegría ante un compás español sacudiendo nuestras raíces.

Por el coincidir de miradas amuralladas en el silencio del secreto emparedando sueños.

Por  la agonía de tantos años descerrajados a mansalva.

Por el milagro de habernos reencontrado, aún cuando la  vida condensada   ya no calza ni el intento  de cordones nuevos, nada queda  para sujetar.  Cuando todos los trenes han llegado tarde, cuando los dibujos mueren condenados al temblor perpetuo, y los violines callan avergonzados por la nostalgia de no lograr el mismo vals,  aún así, brindaré bajo el dintel   del nuevo año,  por el hartazgo de un recuerdo que tu presencia acaba de matar en mi memoria.

Norma Aristeguy

Autor: Norma Aristeguy

Comparte este Artículo en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *