Dejarse Estar
May14

Dejarse Estar

Dejarse Estar   De pronto ella comprende que ya está recibiendo las paladas. Que su cuerpo, su mente y su espíritu  están siendo su propio lecho. Es día domingo. Como otro cualquiera. Como todos los domingos. La casa se le viene encima. El polvo de esos días ventosos cubre los muebles, los zócalos y alcanza los adornos,  los portarretratos con las imágenes queridas, las pinturas con africanas que la miran sorprendidas, los paisajes...

Leer más